Training on learning disabilities

for parents and teachers.

New strategies and methodologies

and ICT contribution.

2015-1-ES01-KA201-015806

Go Back

ADAPTACIONES DEL CURRÍCULO

1º En los estándares

Priorizar resultados de aprendizaje:

- Aquellos que no estén superados aún de cursos inferiores y que se consideran necesarios para acceder a contenidos del curso en el que se encuentra.

- Priorizar los estándares de aprendizaje más funcionales y significativos teniendo en cuenta las dificultades que presenta el alumno.

Otras propuestas

o A lo largo de la primaria, no hay que perder la esperanza de que pueda, finalmente, automatizar las tablas, pero hay que tener en cuenta que normalmente hará un aprendizaje muy lento y costoso, que requerirá de repaso diario. Dependerá de cada caso que las automatice antes o después, pero no hay que abandonar si, alrededor de 4º, aun no las tiene automatizadas. Hay personas que nunca las automatizan, pero al menos en Primaria, hay que seguir intentándolo.

2º Adaptaciones en Metodología y actividades

  • Usar métodos de aprendizaje cooperativo, para favorecer el aprendizaje a través del apoyo dentro de un grupo.
  • Tutoría entre iguales, como recurso para apoyar al alumno en los momentos en que no reciba apoyo de un adulto en el aula (un compañero al que se le dan bien las matemáticas le ayuda, por ejemplo, revisando que ha escrito y organizado bien las cifras para hacer una operación, o comprueba que ha entendido bien el problema y le refuerza en aquello que ha hecho bien).
  • Adecuar las estrategias de enseñanza a las peculiaridades del alumno: estilo y ritmo de aprendizaje, modo preferente de acceso y de representación de la información.
  • Usar las inteligencias múltiples o el aprendizaje por proyectos garantizaría el poder responder mejor a la diversidad del grupo. Esto permitiría que el alumno haga un aprendizaje multisensorial, es decir, la información llega por la mayor cantidad y diversidad de sentidos y de capacidades (o procesamientos) que sea posible. Si reflexionamos un poco, el sistema educativo actual saca poco partido de la amplia variedad de “inteligencias” que tenemos, destacando casi en exclusiva, la inteligencia verbal y matemática o lógica, en menoscabo de las inteligencias corporal, musical, plástica, espacial, creativa, emocional….En los niños con dificultades es más importante aún hacer uso de aquello en lo que destacan, con el fin de aumentar su autoestima, e indirectamente, su disponibilidad para el aprendizaje.
  • Un aprendizaje que use de forma estratégica las TIC, incorpora estrategias compensadoras con un mayor soporte visual: videos explicativos, imágenes, infografías,...lo que es de gran utilidad para el alumnado con discalculia.Las pizarras interactivas, usar contenidos web en la clase, … son también un gran apoyo.

 

  • Graduar la presentación de las actividades en función de su dificultad e incidir más en las informaciones nuevas o en los conceptos en los que tiene mayor dificultad.
  • Permitir al alumno descansar de tareas que percibe difíciles, lo que puede hacerse, por ejemplo, a través de: hacerle pequeños encargos que supongan salir de la clase y poder moverse; permitirle que vaya al baño a refrescarse un poco; cambiar la tarea por otra más motivante, más sorprendente, donde el alumnado ponga en juego las “otras inteligencias”, tales como la inteligencia corporal, musical, emocional, social…
  • Fragmentar la tarea en pasos que permitan: a) mantener la concentración y b) resolver las actividades correctamente.
  • Comprobar que el alumno ha comprendido la tarea.Hacerle preguntas sobre lo que aparece en la tarea, o supervisar el inicio de la tarea, corrigiendo aquello que le suponga plantear mal su resolución.
  • Hacer un contrato pedagógico, entre alumno-familia-centro, fundamentalmente orientado a favorecer la implicación y motivación del alumno hacia las tareas escolares y a propiciar el uso funcional de la agenda.
  • Ponerle menos tareas, sobre todo si tiene otras dificultades de aprendizaje, recordemos que la discalculia, normalmente, no aparece sola. Centrarse en las que estén relacionadas con estándares que ya debiera tener superados, o los más funcionales.
  • Si además tiene otros trastornos, como TDAH o disgrafía, permitirle no copiar los enunciados de las tareas, para que centre su esfuerzo en su resolución.

3º Adaptaciones en la evaluación

  • En general, hay que tener en cuenta la idea básica de dar más peso a los estándares del área en los que el niño tiene mejores resultados y disminuir el peso en aquellos en los que, por tener el trastorno, tiene un rendimiento inferior.
  • En los exámenes, dar más tiempo para su realización.
  • Si puede ser, hacerlos con ayuda individualizada o en el contexto del apoyo específico.
  • Permitir un tiempo para pensar y preguntar dudas.
  • Desglosarle la información de los problemas que le ayude a establecer el procedimiento adecuado. Esta medida será progresiva en función de la competencia alcanzada por el alumno.
  • Presentar las tareas de forma que contribuya a su mejor comprensión y resolución: con ayudas gráficas, permitiendo el uso de material manipulativo.
  • Según el caso, hacer el examen con las tablas o una calculadora. En los casos menos graves, se puede seguir el siguiente procedimiento: primero hace la tarea sin la ayuda de las tablas o de la calculadora. Pero usa estas para comprobar la exactitud, permitiéndole tomar conciencia de dónde se ha equivocado y poder rectificar. En los casos más graves, en los que a pesar de estar varios cursos intentando aprender las tablas o automatizar las fases de cada operación matemática, no se ha conseguido un grado mínimo de automatización, es mejor dejarle la calculadora desde el principio, sobre todo si nos centramos en el uso de las matemáticas de un modo funcional, aplicado a la resolución de problemas de la vida cotidiana.
  • Apoyo o guía lo más individualizada posible en los exámenes, tanto dentro como fuera del aula, hasta que el alumno adquiera estrategias cognitivas para enfrentarse a las tareas matemáticas.
  • Utilizar distinta metodología evaluativa: oral, manipulativa, a través de las TIC, preguntas cortas,..., que favorece el procesar la información de distinta manera mejorando así las estrategias cognitivas.
  • Referir la evaluación a los contenidos básicos de la materia, que sean esenciales para alcanzar las competencias básicas de la etapa educativa.

  • Si el alumno tiene dislexia también, leerle las tareas que ha de resolver o asegurarnos de que entiende las consignas escritas.
  • Si es una discalculia asociada a la presencia de déficit de atención con hiperactividad, darle los diferentes elementos del examen no simultáneamente, sino secuencialmente, para prevenir los abandonos o bloqueos emocionales asociados a la frustración que supone percibir el examen como más difícil de lo que realmente es.
  • Si es una discalculia asociada a la presencia de un Trastorno de aprendizaje no verbal, guiarle de tal forma que no cometa errores, o minimizarlos en lo posible, por una mala percepción visual de las tareas, o por una mala colocación de las cifras a nivel espacial, o por errores disgráficos en escritura.

4º Apoyos específicos

- En el apoyo específico, es primordial:

  • Incluir actividades de mejora de las funciones ejecutivas, principalmente aquellas más implicadas en el aprendizaje de las matemáticas, como son: la planificación, la memoria de trabajo, la atención, la inhibición y el pensamiento divergente, a través del desarrollo de Programas específicos. Ver apartado independiente sobre cómo trabajar las funciones ejecutivas, así como el videojuego.
  • Enseñanza de estrategias de solución de problemas matemáticos:

▪ Subrayado de datos importantes.

▪ Fragmentación de las tareas propuestas.

▪ Procedimiento: 1. Desglose de datos. 2. Operaciones. 3. Conclusión.

  • Potenciar habilidades de razonamiento y abstracción.
  • Trabajar AUTOINSTRUCCIONES:

- Dar un apoyo ordinario a diario, lo más individualizado posible, (ajustándolo a las necesidades de cada alumno, según grado de afectación o si existe desfase curricular o no):

o Apoyo en el grupo ordinario (por otro/a profesor/a o PT), en las tareas donde el alumno tenga mayores dificultades, asimilación de nuevos contenidos, apoyo en los exámenes.

o Este apoyo irá reduciéndose a medida que el alumno adquiere estrategias y habilidades para enfrentarse a las tareas matemáticas, si es posible, lo que dependerá de varios factores, entre otros: a) la calidad del apoyo familiar y b) según si el alumno presenta otros trastornos y su grado de afectación.

o Refuerzo y apoyo curricular de contenidos trabajados en clase, a través de agrupamientos flexibles, desdobles…

Intervención según el tipo de Discalculia (primaria o secundaria)

Extraído de Rabadán, MJ (2015)Curso “Neuropsicología aplicada a la educación”. Murcia.