Training on learning disabilities

for parents and teachers.

New strategies and methodologies

and ICT contribution.

2015-1-ES01-KA201-015806

Go Back

PREGUNTAS FRECUENTES

¿QUÉ ES EL TANV?

Es un trastorno de tipo neuropsicológico relacionado con una disfunción en el hemisferio derecho (algunos estudios de neuroimagen consideran que existiría una anomalía en las conexiones de sustancia blanca del hemisferio derecho), siendo la causa desconocida por el momento. En la actualidad no se ha establecido consenso en la comunidad científica ni en los manuales diagnósticos actuales sobre el trastorno.

Los niños/as con TANV presentarán dificultades significativas en determinadas habilidades como es la coordinación psicomotriz, alteraciones en las habilidades perceptivas y espaciales, así como problemas en las relaciones sociales porque les cuesta interpretar algunas de las claves no verbales que regulan la interacción social y la comunicación, como los gestos, el uso de ironías o los diferentes tonos de voz. Sin embargo presentarán un desarrollo adecuado o superior, en vocabulario y razonamiento verbal.

¿QUÉ INCIDENCIA TIENE EN LA VIDA DIARIA Y EN EL DESARROLLO?

Las dificultades que presenta un niño/a con TANV producen deterioro importante en la vida escolar, familiar y social:

  • Necesidad de mucha más dedicación al estudio y tareas escolares.
  • Aumenta el riesgo de fracaso escolar, a pesar de ser niños con una inteligencia normal.
  • Dificultades en el desarrollo de habilidades de autonomía personal en actividades relacionadas con el vestido, el aseo o la comida.
  • Las dificultades para la interacción social producen un deterioro en la vida social, les cuesta hacer amigos, integrarse en pandillas, ser invitado, etc.
  • En el plano emocional produce malestar significativo en el niño/a que se puede traducir en baja autoestima y autoconcepto, incluso depresión o ansiedad.

¿CUÁL ES LA SINTOMATOLOGÍA?

Relacionados con las dificultades de coordinación psicomotora:

  • Dificultades en el desarrollo grafomotor.
  • Caligrafía deficiente, hasta incluso ilegible.
  • Dificultades de psicomotricidad fina: poca fuerza en las manos para tareas escolares como rasgar, modelar con plastilina, colorear, cortar con tijeras,…También en el manejo de instrumentos musicales, uso del sacapuntas,…Por otro lado repercute en tareas del hogar como es el manejo de cubiertos, hacerse la lazada, abrochar botones, usar llaves, etc.
  • Dificultad para la coordinación dinámica, que se reflejan en torpeza para botar, chutar una pelota, hacer diana, saltar a la comba, montar en bici,…

Relacionados con las dificultades perceptivo-espaciales:

  • Dificultad para el dibujo: las representaciones de objetos cotidianos como la figura humana, casa o árbol, la realizan como un niño de menor edad. También aparece esta dificultad en la copia de dibujos complejos.
  • Dificultad para la orientación espacial: para identificar derecha/izquierda, imitar gestos, integrar esquema corporal.
  • Dificultad para realizar puzles, tangrams o tetris.
  • Dificultad en la orientación en el papel: en los márgenes, interlineado, distribución del espacio disponible. Sus libretas son caóticas.
  • Dificultad para colocar adecuadamente los números en las operaciones matemáticas, para copiar de la pizarra, para comprender e interpretar las notas del pentagrama,…

 

Dificultades para la comunicación e interacción social, aunque tengan intención de hacer amigos:

  • Dificultad para interpretar los gestos no verbales como tono de voz, gestos o expresiones faciales.
  • Interpretación literal, por lo que les cuesta entender chistes, ironías, dobles sentidos y metáforas.
  • Discurso oral desorganizado.
  • Prosodia peculiar (tono de voz artificial o monótono o pedante).
  • Dificultad para realizar inferencias de la información verbal o escrita, por ejemplo para extraer conclusiones, moralejas o deducciones.
  • Falta del sentido de la oportunidad al no captar adecuadamente las señales gestuales del interlocutor.
  • Ingenuidad. Impresionan ser fáciles de engañar, por lo que pueden ser objeto de burlas, engaños, o incluso acoso.
  • Dificultad para recordar rostros.
  • Dificultad para enfrentarse a situaciones nuevas, pueden parecer pasivos y con poca iniciativa.
  • Tendencia al aislamiento como consecuencia de experiencias frustrantes acumuladas en la relación con iguales.

¿CÓMO AYUDARLES?

La intervención en niños con TANV es de tipo psicopedagógica, no existe tratamiento médico, siendo necesaria que la ayuda educativa se realice tanto en el colegio como en el contexto familiar.

Es importante que exista un mínimo de coordinación en la intervención realizada en ambos entornos.

En algunos casos es necesario, además, la estimulación específica de los síntomas más afectados por parte de profesionales especializados externos, o la realización de programas de rehabilitación por parte de los especialistas del propio colegio.

En cualquier caso, la evaluación psicopedagógica determinará las necesidades educativas específicas de apoyo educativo y el modelo de intervención más adecuado. En líneas generales se pueden establecer unas pautas básicas a tener en cuenta.

- En el colegio es importante que:

Todo el profesorado conozca las dificultades y puntos fuertes del alumno, así como las medidas a adoptar en cada una de las áreas.

Priorizar los aspectos del currículum más nucleares respecto a otros que pueden tener un carácter más secundario.

Secuenciar los aprendizajes en que presenta dificultad, en pasos más pequeños.

Potenciar los puntos fuertes del alumno como es el lenguaje oral, la memoria auditiva o el cálculo mental.

Ubicación en el aula adecuada y junto a compañeros que ejerzan una influencia positiva y se favorezca el aprendizaje.

Evitar las críticas y reproches continuos relativos a su lentitud o la mala caligrafía que acabarían desmotivando y perjudicando seriamente la autoestima del niño. En cambio es preferible centrar la atención en valorar los logros por pequeños que sean.

Las explicaciones orales deben ser claras y concretas, evitando las metáforas y dobles sentidos para garantizar la comprensión.

Adecuar la exigencia al ritmo más lento de trabajo que el resto de alumno. Se pueden adoptar distintas medidas como evitar copiar enunciados, proponer ejercicios de respuesta corta, unir con flechas, etc. Seleccionar menor cantidad de ejercicios tanto para clase como para casa.

Elegir el tipo de cuaderno, pauta, útiles de escritura,…que más ayuden al niño a realizar una mejor caligrafía y estructuración espacial en el papel. Las pistas visuales (márgenes, puntos de inicio, flechas guía) le ayudarán a organizarse y conseguir una mejor presentación.

Realizar adaptaciones en los exámenes como dar más tiempo, cuidar el formato de preguntas evitando la letra amontonada y las preguntas poco estructuradas. Utilizar la evaluación oral que potenciará los puntos fuertes del alumno.

En cuanto a la interacción social, es importante crear un clima de respeto y seguridad en el colegio respecto al niño, potenciar sus puntos fuertes ante los demás, enseñarle habilidades sociales, favorecer la cooperación y ayuda entre los alumnos, no permitir la burla ni humillación, vigilar especialmente al alumno en los recreos y atender sus quejas al ser más vulnerable de sufrir acoso.

- En casa, el niño con TANV, necesitará mucho apoyo, ayuda y exigencia ajustada para superar las dificultades que se encuentra en su vida cotidiana:

Necesitará más tiempo y más sesiones de entrenamiento para el aprendizaje de ciertas habilidades manuales, como es atarse cordoneras o utilizar cubiertos.

La realización de los deberes constituye uno de los problemas más difíciles de abordar para las familias. Es importante procurar un ambiente relajado, limitar el tiempo de deberes garantizando que el niño tenga tiempo para jugar. Reforzar positivamente y sobre todo, reconocer el esfuerzo que realiza.

Favorecer la relación social a través de actividades extraescolares, salida al parque, invitaciones a casas de amigos, práctica de deportes, etc.

Negociar con el profesorado la conveniencia de controlar el número de tareas para casa sobre todo para: 1- que haya tiempo de descansar, jugar, dedicarse a sus aficiones y a hacer aquello que promueve un desarrollo integral, especialmente de las competencias socioafectivas; y 2- que permita, si hace falta, desarrollar las habilidades específicas más alteradas (funciones visoespaciales, visoperceptivas y visoconstructivas, habilidades grafomotoras y habilidades sociales) y, por último, funciones ejecutivas, siempre siguiendo las recomendaciones del profesorado y del orientador y de acuerdo a lo que establece el informe psicopedagógico.

Respecto a la preparación de los exámenes, es esencial que exista esta buena coordinación, ya que la familia debe conocer el tipo de examen que se hará y no sólo eso, lo recomendable es que a través de anotaciones en el libro de texto o la agenda, se transmita a la familia las partes del tema a estudiar que se harán en formato oral y cuáles en formato escrito, para que en casa se puedan preparar utilizando una metodología acorde con la forma de pedir la información.

  Cómo ayudar a desarrollar habilidades específicas:

• Respecto a cómo potenciar las Habilidades Sociales (HHSS) en el niño: proporcionar pautas educativas concretas, asistencia a actividades o grupos sociales, como Clubes, Scout, equipos deportivos, actividades extraescolares.

Hay muchos materiales editados para la mejora de la inteligencia emocional, tanto la intrapersonal como la interpersonal.

Ver “recursos”.

• Respecto al ámbito motor: practicar deportes que potencien el equilibrio y la coordinación como equinoterapia, kárate, ciclismo, tenis, golf...Realizar juegos motores en parques infantiles (colchonetas, pista americana). Potenciar la grafopercepción a través de juegos comercializados o de recursos de la web.

• Respecto al área visoespacial, visoconstructiva, visoperceptiva, se puede fomentar a través de puzzles, juegos de construcción, laberintos, Técnicas de pintura, conducción de bicicletas, patinetes, etc.